Mujer, mujer emprendedora, mujer empresaria, mujer innovadora

En esta semana hemos venido escuchando el tema de la violencia contra la mujer y por eso hemos decidido considerarlo como un punto de partida para escribir sobre la mujer emprendedora y empresaria. Cualquier tipo de violencia sobre el género femenino es una epidemia que bloquea el desarrollo económico y social de una nación. No es necesario revisar datos de otros continentes. Es suficiente referirnos a algunos cálculos en nuestros países que señalan que el costo de la violencia contra las mujeres oscila entre el 1,6% y el 3,7% del Producto Interno Bruto en Nicaragua y Perú correspondientemente (BID).

A pesar de estos datos macros poco alentadores, existen muchas mujeres que se están empoderando a través de su preparación académica y está comprobado que una mujer educada tiende a hacer aportes positivos para su comunidad y la economía de los países. No obstante, la guerra de los sexos por un cargo laboral sigue beneficiando al género masculino. Son muchos los factores que generan esta desigualdad que con un tono feminista lo pudiéramos traducir en irrespeto a los derechos de la mujer.  Lo interesante del asunto es que a lo largo de la historia las mujeres han venido luchando por el reconocimiento humano, social, político, económico y profesional sin retroceso. Y en vez de estar esperando de brazos cruzados por una oportunidad laboral, ellas se han vuelto constructoras de oportunidades y el emprendimiento empresarial de la mujer ha venido generando nuevos puestos de trabajo y desarrollo.

Algunos estudios señalan que en Latinoamérica y el Caribe el 23 por ciento de las pequeñas empresas y el 9 por ciento de las grandes empresas en América Latina y el Caribe se encuentran dirigidas por mujeres. Estos datos podrán parecer bajos pero resultan ser un gran logro para la mujer, considerando la lucha interminable para que sus derechos y su capacidad sean reconocidos. Estos números significan mucho para la trabajadora por cuenta propia, la micro empresaria, la innovadora, la emprendedora y la trabajadora del hogar.

Mujeres emprendedoras, leonas de tiempo completo y vasijas donde el viento puso luz para inventar la vida, sigan haciendo camino al andar porque sus historias se seguirán escribiendo con tinta imborrable.

Finalmente, unas  cuantas estrófas de 2 canciones que podrían servir de inspiración para aquellas mujeres que suman las derrotas como experiencias y se levantan cada día para retomar sus sueños por muy pequeños que sus proyectos parezcan.

Mujer de carne y hueso
color de maravilla
vasija donde el viento puso luz
para inventar la vida

Mujer del siglo nuevo
paisaje recobrado
vuelo de mariposa, explicacion
de todo lo creado.
Canción: Mujer de Carne y Hueso
Autor: Luis Enrique Mejía Godoy
País: Nicaragua

Caminante, son tus huellas
el camino, y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante, no hay camino,
sino estelas en la mar.
Canción: Cantares
Autor: Joan Manuel Serrat
País: España

Nadia Arévalo Muñoz

Anuncios
Categorías: Otros temas de interés | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Dejen sus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: